viernes, septiembre 30, 2005

LOS RIFADOS DEL ROCOCÓ (2)

Sigo con esta serie de post irrelevantes para muchos pero importantes para mi, ya que es una forma muy dinámica de estudiar para mi examen de mañana. Para los que vean este post les recomiendo leer la primera parte (¿Qué changos era el rococó?) para entender este otro. Seguimos pues!

Los pintores más poderosos del rococó:

Contexto: El Alquimista está a punto de conocer a los pintores más rifados del rococó, es un momento de tensión y gran expectativa.

Profesora: Alquimista, pon atención, esto va venir en el examen y sino te lo sabes sentirás venir la noche.

El Alquimista: Oh Dios!

Profesora: En la pintura del rococó destaca la figura femenina, una pintura delicada y ligera, todo siempre buscando la sensualidad, usaban mucho los tonos tenues, y la temática campestre que posteriormente fue galante, para culminar en el límite del libertinaje.

El Alquimista: Oh Dios!

Profesora: Aquí fue cuando por fin les cayó el 20 de que hacer pinturas en formatos pequeños, y no esas cosas gigantes que jamás ibas a poder cambiar de lugar. De hecho surge aquí el Mercado de Arte, tal cual. Alquimista, lo que te debe quedar claro es que estas pinturas no tienen ningún tinte educativo, sólo es un arte visual, un encanto para los ojos, una fiesta perpetua…

El Alquimista: Sí, sí, ya lo había dicho.

Profesora: Así que sin más preámbulo te explicaré quien fue uno de los 3 grandes de la pintura del rococó, me refiero al poderoso Jean – Antoine Wetteau (1684-1721)

Jean – Antoine Wetteau

Profesora: Como todos los pintores de la época los más chidos aspiraban a entrar a la gran academia de pintura, así fue como Wetteau presentó su mega pintura de: Embarque para Citerea y dejó a todos con cara de babosos. Alquimista, tal vez te preguntes: ¿y cómo es que los dejó con cara de babosos?

El Alquimista: Claro

Profesora: Lo que pasó es que este señor pintó bajo una temática nunca antes vista! Su pintura no era mitológica, ni tampoco era histórica! Era ni más ni menos que CAMPESTRE!

El Alquimista: wow

Profesora: Wetteau fue prácticamente el iniciador del rococó! En su obra puedes ver a fiestas galantes, escenas amorosas de cortejo, todo bajo una pincelada nerviosa que lo caracterizaba, ah! y claro un ambiente vaporoso. Alquimista, no sé si has notado, pero sus obras son realmente teatrales, es decir presenta a sus modelos como personajes de una obra ¿lo has notado?

El Alquimista: Sí, y ¿quiénes eran los otros dos chidos?

Profesora: El otro gran pintor que le siguió a Wetteau fue ni más ni menos que…

FIN DE LA SEGUNDA PARTE

Saludos!